RSS

¿Qué me pasa doctor? (y otras historias)

¿Quien ha dicho que los canadienses son gente agradable? Desde luego lo son la mayoría, pero hay cada petarda suelta.... ¡HALA, YA LO HE DICHO! Con todas las letras, P-E-T-A-R-D-A!
Ayer tuve que acompañar a una estudiante al médico (ya me parecía a mí que esto estaba siendo muy fácil). Por respetar la privacidad de la chica no puedo contar qué tiene (pero recordad que os lo cuente cuando llegue a España, que tiene miga!!). Después de informarme por teléfono con el seguro, y tras comprobar que la coordinadora de monitores que está en Toronto no pensaba echarme un cable, cogí a mi chica por banda y nos fuimos las dos a la clínica más cercana a la escuela.
Al llegar, la recepcionista nos repasó de pies a cabeza, y sin dejar de mascar chicle con cara de asco nos dijo que rellenaramos un formulario con los datos de la chica. Hicimos lo que pudimos, pero al parecer no tenemos mucha idea de rellenar formularios de sanidad canadienses. ¡¡COMO PUEDO SER TAN CORTA!! ¡¡PERO SI HAY UNA ASIGNATURA EN MI CARRERA QUE SE LLAMABA "FORMULARIOS DE SANIDAD CANADIENSES: PROCEDIMIENTO E INTRODUCCIÓN DE DATOS"!! Se me ha debido olvidar todo lo que aprendí en aquellas interesantísimas clases... Claro, aquí hay que nacer sabido, no sé cómo pude pensar que al escuchar nuestro obvio acento extranjero la petarda (digo, la amable señorita) de recepción nos iba a ayudar a rellenar la hoja.....??
Después de rellenar mal la hoja unas tres veces, y de pagar (ATENCION) 130 DÓLARES POR LA CONSULTA, nos tocó esperar unos 40 minutos hasta que nos llamaron. Una vez dentro, una amabilísima (esta vez de verdad) doctora nos atendió y revisó a la chica. Aun así, hablaba a la velocidad del rayo, y yo lo siento pero los términos médicos en inglés no son precisamente mi fuerte, así que debí dar una imagen de cortita que ni os cuento, intentando traducir los síntomas de la chica...
Al salir de la consulta la volvimos a liar parda para rellenar y recopilar todos los papeles que nos pide el seguro para que nos devuelvan el pastón que nos habíamos dejado por la revisión. Después de que nuestra amiga de recepción nos pegara cuatro bufidos más nos largamos de allí, no sin antes acordarnos del ministro de sanidad canadiense y todos los que forman su horroroso sistema!!
Por suerte de camino a la escuela encontramos a la coordinadora y nos reembolsó el dinero. Ahora que se pegue ella con el seguro para recuperarlo, y si falta algún papel o algo está mal... ¡SE SIENTE! QUE HUBIERA VENIDO CON NOSOTRAS A LA CONSULTA PARA PEDIRLO, LECHE!

Después de la mañana intensa, tuvimos un rato para descansar y ponernos monas. La actvidad de la tarde, por fin, se presentaba divertida: UNA FIESTA EN UN BARCO PARA VER LA PUESTA DE SOL SOBRE EL SKYLINE DE TORONTO!!





Al llegar a la escuela para recoger a mis gallegos nos encontramos con una sorpresa en forma de grupo de estudiantes franceses que acababan de llegar, y que por lo que parece van a pasar varios días compartiendo las actividades con nosotros. En realidad es un grupITO, porque solo son 7 estudiantes, y de ellos solo 2 son chicos (aunque uno de ellos pasa perfectamente por niña, por los pelos y las pintas que lleva, madre de Dios!!!). Y para controlar semejante MASA ENLOQUECIDA, han venido DOS MONITORES jajajaja! Que flojos son los franceses, uno solo no puede con siete niñ@s!! En realidad es un monitor y medio... Me explico: el monitor es un chico, pero se ha traido a su novia, que ejerce de "medio monitora" (en realidad ella no controla a los niños, controla a las lagartas que pretendan acercarse a su garçon!!). Tengo que reconocer que él no está mal, pero cuando se junta con ella forman la pareja más cargante de la tierra.
Después de las presentaciones nos fuimos todos juntos al puerto. La primera impresión sobre la fiesta no pudo ser peor... ¡HABIA NIÑOS DE 8 AÑOS EN EL BARCO! Desde luego la fiesta era para menores (no se sirve alcohol a menores de 19 años), pero NO ESPERABAMOS ENCONTRARLOS TAN MENORES! Mis chicas en seguida se amargaron, porque se habían puesto guapísimas con la intención de conocer gente, pero obviamente los niños no eran su objetivo. El resto del pasaje no era mucho mejor... Grupos de españoles con una edad media de 16 años (y aquellos que tenían 18 aparentaban 13, física y mentalmente). Podría escribir una disertación sobre la juventud de hoy y lo patética que me parece, pero sería salirse un poco del tema....... Aunque debo decir que aluciné con las pintas de la mayoría de las niñas: vestidos escotadísimos, toneladas de pintura en la cara y poses y actitudes más bien tirando a GUARRILLAS... ¡¡Gracias a Dios, tengo un grupo de gente normal!!

(Mis chicas me quieren un montón!)

Cuando por fin salimos del puerto, empezó la música y conseguí que el grupo se animara (no tuve más remedio que saltar a la pista a bailar la Macarena y el Saturday Night, todo un himno de las fiestas del cole cuando tenía 12 años, pero bastante pasado de moda a estas alturas de la vida). Al final acabamos riendo como locos y pasandolo genial, a pesar de la compañía y los carísimos precios de la comida y la bebida (únicamente había perritos calientes y cocacolas... ¡GRAN VARIEDAD!)
Al regresar al puerto, los monitores franceses pretendieron endiñarme a sus 7 salvajes para poder irse tranquilamente a casa. ¡Anda que no son listos! Por supuesto no acepté, pero acabé llegando a casa tardísimo igualmente, y cuando entré todos estaban ya dormidos.

Esta mañana me ha costado horrores despertarme!!! En la escuela casi me duermo, menos mal que Idoia me ha rescatado y nos hemos escapado a Starbucks a tomar un café y a reirnos con las historias de nuestros grupos.
Por la tarde hemos ido a visitar la Universidad de Toronto. Como todas las grandes universidades americanas con impresionante campus... ¡¡ME HA ENCANTADO!! Uno de mis sueños por cumplir es graduarme en una universidad americana para vestirme con toga y tirar el gorrito jejeje!



De regreso de la universidad, y antes de irme a casa, he pasado por la Catedral de St. Michael, una de las catedrales de la ciudad (no he sido capaz de que nadie me diga cuál es la catedral principal... con tantas confesiones, NO HAY FORMA DE ACLARARSE!) En cualquier caso os dejo una foto para que os hagais una idea :)


Mi intención era irme a la cama a las 9, pero ya son las 10 y aún tengo que escribir en el blog de la Xunta y ducharme.... ¡¡ASI NO HAY MANERA DE DESCANSAR!!
El plan de mañana, por fin, es subir a la CN Tower, la torre-imagen de la ciudad desde la que se ve TORONTONTERO!! Las fotos prometen!!!

Un besito

PD: Muchas gracias por leerme!!! Estos días me he ido enterando de que pasa por aquí más gente de la que yo pensaba :) Los comentarios y achuchones varios son bienvenidos jejeje!


1 comentarios:

MariaG dijo...

COMENTARIO DE NATA
Si es que eres más apanyá k na ehhhhhh!!anda k si me mandan a mi a rellenar el papelico del médico le estampo la pompa del chicle a la amable senyorita de recepción y le digo k lo rellene su senyor ministro por no decir otra cosa!!así toy yo k me da un miedo ir aki en alemania sola al médico k te cagas!!!!tía es super interesante leerte ehh en serio, es como estar en la pausa de la carlson oyendo contar lo que te pasa, es que me imagino totalmente tu voz y tu sonrisa con lo de los pintas del barco!!!jo echo de menos hasta tu columna mery!!!!

Publicar un comentario